lunes, 11 de enero de 2010


                            


No parar es no sentir, 
es no vivir, es no existir, 
es no inhalar y no alcanzar 
a las hojas que podes rescatar.

Déjate llevar
y no aceleres el parpadear.


Camina y no corras sin cesar.

Frenate a indagar 
en la simpleza de poder mirar, 
de poder respirar,de poder captar
esos momentos que marcaran
a los soles que vendrán.

Tenes que aprender a usar
la esencia de saber amar.

De aprender a llorar 
por cosas que te hagan emocionar.

Sin  la vergüenza que te suele tocar,
sin la presencia de los que creen
que no estás en sanidad.

Dejar caer la lagrima que nos enseña
que vos sabes amar,
dónde vas a reflejar
el sinónimo de disfrutar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

ABCBlogs

vuelos bajo coste