jueves, 7 de enero de 2010




























No voy a ser hipócrita


por decir que nunca hice mal.



Pero al perdón lo aprendí a pronunciar
de una manera que me aliviana el andar.

Y si alguien no me lo supo escuchar,
yo a los sordos no les pretendo hablar.

Pero no me ensucien 
por donde no hay que ensuciar

ya que no me enseñaron en la vida
como hay que limpiar
las cenizas que quedaron atrás.


2 comentarios:

ABCBlogs

vuelos bajo coste