lunes, 11 de enero de 2010


                                           
Con un silencio que me deja escuchar
los suspiros de un más allá.

Con la presencia de la oscuridad
donde solo puedo apreciar
la sombra de mi mano 
que tiene una vida por mostrar.

Me he empezado a acostumbrar
 a que me cueste poder  tocar
 lo que en mi interior quiere gritar.

Eso que no me deja  respirar
y en donde la tierra
se hizo arena en un pestañar.

Las palabras 
que se convirtieron en metal
y escribir no llega a reflejar 
lo que quiero expresar.

Sin encontrar la forma de dar
lo que a mí se me presenta ahora y acá.

Estos son los tiempos 
donde la hora parece parar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

ABCBlogs

vuelos bajo coste