domingo, 7 de noviembre de 2010







Seres que soñaron amar

aunque sea una vez en su ciego hablar.


Tiñeron sus sueños


 por besos de cristal.


Pagaron sus deseos con historias

que subieron a lo profundo del cielo

Y cuando nunca se las devolvieron…

Se encerraron 


entre las paredes de su duelo.


Pidieron la cuenta a su ilusión

y se quedaron sedientos 




de un poco de amor.


Para poder satisfacer a la pobre razón

solo buscaron a una voz


que nunca les hablo.

Ya que no la llamaron…

Ya que no la pidieron…

Con el corazón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

ABCBlogs

vuelos bajo coste