domingo, 7 de noviembre de 2010










Sin una gota 


con el destino de caer y tronar.

Desde un segundo hasta la eternidad.



Desde una línea 


hasta lo ancho del mar…



Veo la vida 


que me mira con ojos de ironía,

veo la vida 


que me rodea sin dejarme salida.





Y con el tormento de verme a presado,

creo la idea de una guerra sin aliados.



De una línea que no divide pasados,

de una manta que cubre


al amor solitario

y que con cadenas 


marcan silencios llagados.



Donde miro 


y encuentro a ese rostro prestado

que en el espejo 


tan bien me ha retratado.



Donde escucho con los ojos cerrados

la voz de un viento que me ha torturado,

la voz de un viento 


que me ha marchitado.



Secando una garganta a pavorida,

no me deja sentir…

No me deja decir 


lo que la ira me consumía. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

ABCBlogs

vuelos bajo coste